Servicios

Servicios2018-10-14T09:31:50+00:00

Servicios

Nuestra correduría está especializada en seguros para OBRAS DE ARTE, durante los traslados o estancias temporales, así como en cuando se encuentren en su lugar de residencia.

También hemos sido pioneros y desarrollamos actualmente seguros para actividades de OCIO Y TIEMPO LIBRE, bien por actividades o anuales. Adaptados a las normativa legal y en condiciones muy ventajosas.

Tenemos líneas de negocio expresamente para TRANSPORTISTAS, con la póliza de circulación, transporte de mercancías y accidentes del conductor. Para CENTROS DE FORMACIÓN PROFESIONAL, con primas muy ajustadas para las coberturas que la Administración exige. Y para las PYMES, con amplias coberturas adaptadas a su negocio y tarifas en exclusiva.

Ofrecemos la posibilidad de invertir su dinero en los mejores productos financieros, con una gran rentabilidad y con unos beneficios fiscales que su banco no le ofrece.

Planificamos con nuestros clientes su jubilación, a través de Planes de Pensiones, Planes de Previsión Asegurada, PIAS, Jubilación, etc., para que llegado el momento mantengan su nivel de recursos económicos.

Consejos

El ofrecer un trato personalizado, nos permite adaptar nuestros productos a las necesidades de nuestros clientes y no al contrario. Nuestros asesores siempre estarán dispuestos a orientarle, así como unificar todas sus pólizas con el fin de ofrecer una mejor atención, un contacto más fluido y profesional, así como una reducción de tarifas y costes.

¿Qué es un corredor de seguros?

Un corredor de seguros es una persona que actúa como intermediario de varias compañías aseguradoras, sin estar vinculado en exclusiva a ninguna de ellas, comercializando contratos de seguro a sus clientes con el fin de obtener una comisión por esta venta. En el mundo anglosajón se lo conoce como broker.

El título necesario para ejercer como tal puede obtenerse en España superando los exámenes que convoca anualmente la Dirección General de Seguros.

Cada estado o país establece diferentes reglas para poder poner en marcha una correduría. En España son: solicitar código en la DGS o en la Administración de las Comunidades con competencias; suscribir un seguro de responsabilidad civil profesional de mediadores de seguros y reaseguros para cubrir posibles daños ocasionados a los clientes a causa de una mala gestión o asesoramiento; demostrar capacidad económica para ejercer sus funciones; presentar un plan de negocio y de formación del personal que sea aprobado por la Dirección General de Seguros, y, finalmente, o darse de alta en la Seguridad Social como trabajador por cuenta propia o constituir una Sociedad de Correduría (sociedad que tiene como fin principal la comercialización de seguros).

A diferencia del agente exclusivo, vinculado contractualmente a una única compañía de seguros y que trabaja para ella, el corredor puede comercializar los productos de cualquier empresa de seguros, trabajando para el tomador y representándolo ante la aseguradora. Puede actuar en nombre de sus clientes cancelando pólizas (con autorización expresa del tomador) o trasladándolas a otras aseguradoras y gestiona directamente los siniestros de sus clientes, también con la autorización del tomador o asegurado.